Iván Lojano – Trabajo Semanal Módulo 6

Viajas, vuelas, sueñas en tu habitación 

Con tu iPhone prisionero en un sillón 

 

Después del tiempo esperando a que se desarrolle tu estrofa, tal como vimos en tu trabajo semanal del Módulo 5, la aparición del estribillo es esperada con fuerz, debido a la prolongación de, si no recordamos mal, 20 compases, 12 de ellos en el mismo acorde y con el mismo groove. El detalle de dejar para el final el acorde dominante del grado V, Re en este caso, genera una buena y potente posición, dentro del desarrollo de la canción, para esperar y conseguir un gran contraste que  ayuda a definir la espera del estribillo. Éste se inicia en el Acorde I, Sol,  y con la siguiente progresión de acordes:

G – C – G -D    (Sol – Do – Sol – Re)

I – IV – I – V 

Resulta sencillo , fácil de memorizar y cantar por tus oyentes y de características muy distintas, incluso podríamos decir que opuestas a las de la estrofa, con una rima consonante que cierra la idea en un solo pareado. Imaginamos, así nos lo transmite tu composición, que habrá una segunda frase en el estribillo o bien repetirás la primera. Releyendo el boceto de tu letra nos encontramos esta idea y nos permitimos hacerte una sugerencia, que por su relevancia pensamos que tu mismo ya te la habrás hecho: repetir la frase melódica y armónica pero con esta letra, extraída como comentamos de entre tus textos:

Todos cabizbajos a una dirección 

Soy tu guía estrella, tu amo, tu Dios